Hoy tenemos contacto con el último disco de AP Big Band, las iniciales de comienzo de ese nombre responden a nuestro protagonista: Aarón Pozón. Pozón se envolvió en un magno proyecto que ha acabado siendo un nuevo disco: “Plays Radiohead” (Youkali Music, 2020). Las canciones de Radiohead como casi nunca se han escuchado en formato de big band de jazz. En esta intensa entrevista vamos a poder compartir e indagar con Aarón sobre todo, desde sus sensaciones sobre este nuevo alumbramiento a la situación discográfica actual. No se pierdan nuestra animada charla:

– Háganos un resumen sobre su trayectoria como música ¿Cómo llegó al saxo? ¿Toca usted más instrumentos de viento?

– Aarón Pozón: Bueno esta es una buena anécdota la verdad, gracias a mi madre que me llevó muy pequeño a ver un concierto de Joe Cocker en Barcelona y vi aquel instrumento brillante que me cautivó. No recuerdo mucho más del concierto que el sonido y el brillo. Después mi madre me apunto a música y en cuanto salió la oportunidad de tener un saxo en mis manos la aproveché, cierto es que no fue hasta la mayoría de edad que empecé a disfrutar del instrumento como quería, ya que lamentablemente en aquella época sólo podías tocar clásico. Digo lamentablemente porque mi opción era totalmente la contraria. Quería música moderna, el rock, el blues, el r&b , cosa bastante improbable que ocurriese en un conservatorio.

Es más, hasta entrados unos años nunca tuve un profesor específico de saxo, venían de ser clarinetistas. Así que a pesar de seguir estudiando en el conservatorio adopte la guitarra como segundo instrumento con el fin de poder tocar canciones más actuales o más acordes a lo que yo quería hacer. Me divertía, pero el saxo fue siempre mi primera opción. Era mi voz sin duda, en el momento que pude elegir mi camino, mis profesores y el estilo donde me encontraba cómodo no lo dudé.

Con los años y por cuestiones laborales y al tratar de ser más completo como instrumentista de viento, he añadido la flauta travesera como segundo instrumento y me peleo con el clarinete en algunos momentos. Sin duda, la flauta me ha reconciliado un poco con el ámbito clásico del cual huí en mi época de estudiante de saxofón.

Por cierto el saxofonista de Joe Cocker en aquella época de Derik Dyer.

– ¿Cómo llegó a la música de Radiohead? ¿Es también fan o fue una casualidad?

– Aarón Pozón: Soy fan absoluto de la banda desde la adolescencia, les he visto en directo unas cuantas veces, me gustaban de adolescente de una manera superficial y ahora con los años me gustan aun más desde el concepto musical. Son evolución permanente, calidad y cantidad, manejan las texturas como nadie en su genero, excelso nivel de letras y música reivindicativa, a pesar de que desde hace años por motivos de estudio me enfoque en escuchar mucho jazz y centrar mi carrera en ser buen instrumentista nunca he dejado de escucharlos. ¡Nunca me han aburrido!

Encarnan ese espíritu rebelde de no repetirse, de no caer en la formula, de no ser conformistas ni lame premios MTV en la onda más pura de Miles Davis, ¡Para mí son puro espíritu jazzista!

– Suponemos que conoce la labor de Brad Mehldau con respecto a Radiohead

– Aarón Pozón: Si me encantan sus versiones, así como las de Robert Glasper o las de The Bad Plus, esto ratifica que Radiohead es un grupo que ha conseguido el respeto de grandes músicos sin dejar de ser mainstream demostrándonos que si se puede llegar al gran publico con buena música.

– ¿Cómo se hace una selección de una discografía tan importante como la de la banda de Thom Yorke? ¿Se quedó algún tema en el tintero?

– Aarón Pozón: Se han quedado muchas sí, da para varios discos, pero lo cierto es que si que hay una criba natural desde el punto estilístico. El hecho de que sea una big band te conduce por un camino algo más guiado en términos de orquestación, necesitas que ocurran cosas para poder plasmarlas y desgranarlas en las diferentes secciones de las que dispones en esta formación.

Los temas más modernos, con más texturas y orquestación de los últimos años de Radiohead nos venían más al pelo que por ejemplo la época mas guitarrera de los primeros discos. Nos hemos apoyado más en los discos de Radiohead en los que ellos mismos están expandiendo su lenguaje orquestal, con mas presencia de coros, texturas, ondas martenot ¡Diferente ideas sonando a la vez!

Al final la idea era tratar de ser “fiel” a lo que ocurre pero sin ser totalmente evidentes, nuestra idea era presentarle un juego al oyente y fan de Radiohead, encuentra las 7 diferencias de un tema base de la banda.

– Nos puede hacer partícipes de interioridades de la grabación de “Plays Radiohead” ¿Cuánto duraron las sesiones de grabación? ¿Dónde se realizaron?

– Aarón Pozón: Grabamos en PKO Studios con Caco Refojo y todo el equipo de PKO (Gemma, Camilo…) creo que este punto siempre fue inamovible la verdad, por trato por conocimiento, por producción, era vital grabar aquí para obtener este resultado, ¡Han hecho un trabajo espectacular!

Las sesiones se repartieron en: 4 días de grabación de toda la banda, sin claqueta, máximo 3 tomas por tema, lo más separados posibles para poder tener opciones de producir bien y mezclar con todo el foco y la lupa posible.

2 días de recordings de voces.

4 Jornadas completas de mezcla

1 día de mastering

Al ir todos temas sin claqueta y cambios de tempo y de compás complejos, tuvimos que hacer partes a modo de Frankenstein, que pasado el tiempo me tuve que apuntar para recordar todo el mapa del tema.

Ha sido una grabación tremendamente exigente, creo que el hecho de llevar tiempo defendiendo el repertorio en directo nos ayudo muchísimo a ser tan sumamente efectivos. La gente ha estudiado mucho para poder tocar esto y se nota en la efectividad y en el ahorro de tiempo y dinero. Hemos tenido la presión del yugo del gasto constantemente, a fin de cuentas teníamos un presupuesto pequeño para un proyecto muy potente a nivel medios y contingencia.

– Contamos colaboraciones y participaciones interesantes como por ejemplo Sheila Blanco sin ir más lejos, en canciones como Morning Bell y también la participación de Miguel Lamas…

– Aarón Pozón: Bueno, Miguel Lamas es parte de la banda en este proyecto, desde que coincidí con el en Madrid en la extinta y mítica Jam de Marula Café (Madafunk), en la cual compartimos junto una temporada. Supe que era la persona idónea para defender este repertorio y esta idea que tenia en la cabeza por miles de motivos, el disco es una muestra perfecta y una ratificación de que estaba totalmente en lo cierto ¡Está excelso!

El caso de Sheila era algo irremediable porque es muy fan de Radiohead y también se mueve en la misma escena jazzística. Era la ideal, yo tengo una admiración tremenda por ella, me parece una de las cantantes más completas que tenemos y un día en redes colgó una versión precisamente de Morning Bell que me encantó. Tiene un talento y una sensibilidad brutal y creo que sin saberlo me veo reflejado en su camino como músico, como si hubiésemos tenido inquietudes muy parecidas. Hubo una conexión tremenda y su participación ¡Es estelar!

Y luego que no se ha comentado pero contamos con la voz en dos temas de Juan Pedro Martin “Pucho” que si no te dice nada este nombre pues es el vocalista de Vetusta Morla, para mí uno de los mejores grupos de este país de largo y otro fan irremediable de Radiohead. Esta colaboración es tremendamente especial para mí, ya que es la primera persona con la que me puse en contacto, sin conocerle, para proponerle cantar esta locura, por cuestiones de agendas y giras nunca pudimos hacerla real pero seguíamos en contacto hasta que conseguimos encontrar ese momento. Digo especial no solo porque fue la primera persona que me vino a la mente sino porque este proyecto nació con la necesidad de aunar varios mundos, el jazz, el circuito “indie”, lo instrumental con lo vocal, las rimas, utilizando la música de Radiohead como vehículo para ello. Esta colaboración es la fotografía perfecta de la idea, mundos paralelos y diferentes unidos por la música sin estilos, sin prejuicios. Pucho lo hizo sumamente bien y está tan dentro del estilo, que ese contrapunto es mágico en el disco.

También quiero destacar la intervención en Reckoner de Jorge Vistel, con un solo de trompeta estratosférico, un lujo tener como músico y amigo a uno de los mejores trompetas del panorama actual y no solo nacional.

– ¿Quién es el responsable de la voz y el rapeo en Exit Music (for a film)? Es algo que tiene algo que ver con la canción, una inspiración en el momento o incluso algo que ya estaba realizado…

– Aarón Pozón: El responsable es Roy Mercurio, amigo e increíble MC con una trayectoria brutal en el mundo del rap nacional, colabora en Exit Music, Weird Fishes y Everything in it’s right place.

Yo vi a Roy hace años en una colaboración con el trompetista Christian Scott y decidí montar con el un proyecto por el 2013 llamado Nomad, a partir de ese momento decidí que cualquier cosa que hiciese tenia que contar con el, por talento, por cariño, por amistad, es un tipo increíble no solo en lo musical sino en lo personal y sé que no le ha resultado fácil algunas letras, algunos tempos o compases que le han hecho salir de su zona de confort del 4/4, todas las letras son originales y basadas en las letras de los temas originales de Radiohead. Ha hecho un trabajo impecable y un esfuerzo enorme por tratar de entender mis locuras.

– Recordamos algunos discos de Yorke con música electrónica ¿Fue una tentación grande recurrir a ese recurso?

– Aarón Pozón: Sí me hubiese gustado de hecho, ser más electrónico añadiendo algo más de máquina pero me falto quizás conocimiento por mi parte del mundo electrónica o una persona en el equipo la cual hubiese podido desempeñar con mas exclusividad esa parcela. Alejandro Mateos, pianista y uno de los grandes responsables de que esto haya salido adelante como arreglista y como pieza fundamental, es un músico con bastantes horas de vuelo en electrónica, pero quizás eran demasiadas cosas a la vez. No pudimos centrarnos más en esa parcela aunque ambos sabemos que debemos incorporar al formato big band en este tipo de repertorios en un futuro próximo. Quizás añadiendo una persona o liberando algo más la figura de Alejandro, no obstante tenemos alguna sorpresa hablando de Thom Yorke ¡Escondida por el disco!

– ¿Cómo se vende este disco de APBIG BAND? ¿Es usted partícipe de la venta digital? ¿Cuánto llega al músico de esas montañas de ventas que exhiben en las redes sociales?

– Aaron Pozón: Bueno esto es un tema extenso, arduo y legal/burocrático que daría para otra entrevista, pero si trato de sintetizarlo en una frase seria la siguiente: “Este disco no se hizo para ganar dinero”

Los derechos de los temas son del artista como es obvio y lógico, a nivel editorial han surgido grandes dramas legales que son necesarios pero que por otra parte desnaturalizan un poco el porqué de las cosas. Lo mejor era renunciar a cualquier tipo de rédito y sacar un disco que nos ha costado sangre, sudor y lágrimas.

Lo que buscamos es poder mostrar este trabajo en directo, poder seguir creando y sumar en lo que se pueda a la escena nacional.

– En las “Special Thanks” del disco vemos el nombre de Dick Angstadt, ¿Cuánto echa de menos las noches de Madrid un lugar como Bogui Jazz? ¿Y usted particularmente?

– Aaron Pozón: Es una de las peores pérdidas que ha tenido Madrid con respecto a la escena del jazz. El Bogui ha sido la fuente, el santo grial para muchos de nosotros, lugar de bautismo también, yo he ido a ver conciertos increíbles, pensando yo quiero estar ahí algún día. Dick siempre fue tremendamente generoso conmigo y con AP Big Band en todos sus formatos y repertorios, no solo por ser del Atleti los dos que eso une mucho (risas) sino porque siempre apostó por las nuevas generaciones o nuevas formaciones, aunándolo con gente consagrada tanto nacional como internacional, era como el estar en un templo pero te sentías tratado como en tu casa.

A día de hoy todavía sigo teniendo la esperanza que alguien tenga la fuerza, el pundonor y el capital para volver a levantar esa idea.

– ¿Cómo se mojó en el disco, Dick?

– Aaron Pozón: Bueno pues te diré que en uno de los momentos de flojera de la campaña de crowfounding, que no se veía el final victorioso, ese como cuando el malo esta apunto de aplastarte y vas a sufrir, aparece Dick y te salva de un final agónico. Como siempre con mucha clase y con mucho duende, básicamente como es él. Eso es lo que hizo Dick de una manera tremendamente generosa y desinteresada. Yo lloré de emoción, le llamé al instante.

– ¿Cómo se mantiene una big band en periodo de pandemia? ¿Cómo ha afectado la consabida crisis del covid19 a su formación?

– Aarón Pozón: Con pandemia o sin ella es igual de complicado, es decir y me explico, la pandemia lo que ha hecho es sacar lo realmente grave de la situación cultural del país que era mucho ya, para algunos menos y para otros como AP Big Band, y hablo de la formación porque a titulo personal como Aarón Pozón evidentemente he perdido todo mi sustento desde marzo mas allá de dirigir AP y con respecto a la formación pues la imposibilidad de autoproducir cualquier tipo de evento y digo auto producir porque no tenemos lamentablemente muchas ofertas para poder mostrar este trabajo fuera de lo que busque yo o gente de mi entorno, en un circuito supuestamente de pequeño aforo

En un circuito de salas, a veces pequeñas y sin ningún tipo de ayuda institucional, antes de la pandemia no teníamos muchas propuestas pero podíamos auto producirnos conciertos a lo Banzai y ahora ni eso. No obstante, la idea con todo esto era poder poner todo de nuestra parte, buenas redes sociales, cuidadas, buen público, buenas críticas del sector, ser generosos en el esfuerzo aportar un disco muy completo en todos los aspectos y trabajo incansable con la idea de poder tener algunas oportunidades de mostrar este trebajo. Queremos un hueco en la escena nacional, que alguien quiera apostar por este producto que lleva tanto trabajo y esfuerzo detrás. En otros países he visto big bands residentes de espacios televisivos o radiofónicos, yo he tenido pocas propuestas de poder salir de Madrid ni siquiera negociaciones, creo que es posible pero estamos un poco lejos con y sin pandemia.

– El disco luce el sello de Youkali Music ¿Cuánto de importante es tener el respaldo de un sello? ¿Se vio tentado por la autoproducción o no entraba dentro de sus cálculos?

– Aarón Pozón: Bueno lo cierto es que el disco es su carácter económico es totalmente autoproducido, parte con dinero sale de la banda y otra parte con la ayuda y la compra anticipada del Cd a través de una campaña de crowfounding.

Ya había editado otros trabajos con Youkali con “sideman” y yo quería contar con la experiencia de alguien que lleva mucho tiempo sacando discos y con un catálogo bastante potente, pero no tenían la posibilidad de ayudar económicamente. Aún así decidí apoyarme en ellos, la experiencia es un grado y yo necesitaba ayuda en todo este proceso final en cual había muchos detalles a tener en cuenta que yo no hubiese podido atender como se merecen, uno trata de ser renacentista, ¡Pero todo tiene un limite! Hay que saber delegar…

– Gracias por compartir con nosotros sus sensaciones y su trabajo, ¿Quiere añadir algo a los lectores de canción a quemarropa en versión website? A propósito, aproveche para seleccionar una canción para nuestro programa de radio.

– Aarón Pozón: Muchísimas gracias a vosotros es vital para nosotros poder tener vuestro respaldo y contar con vuestro altavoz, para hacer llegar a la gente este trabajo. Hoy en día hay tantas cosas que lo mas fácil es perderte entre tantísimas propuestas, espero que la gente pueda disfrutar el disco y que descubran cosas nuevas, retos musicales nuevos, a experimentar la mezcla y que disfruten del buen hacer de un montón de gente que ha participado en este proceso por amor a la música bien hecha.

Recomiendo sin duda el tema que se ha elegido como “single” Daydreaming con la voz de Pucho y arreglo en esta ocasión de Ernesto Millán

Recordad que el disco esta a la venta en físico a través de cualquiera de nuestras redes Facebook e Instagram @apbigband así como en las plataformas digitales más comunes.

Foto: Jaime Massieu.