Hoy tenemos el placer de rasgar el celofán de Irrationality, el último disco del contrabajista griego Petros Klampanis. En Irrationality (Yellow Bird, 2019), Petros nos hace partícipes de un buen conjunto de canciones que nos tiene andando en una nube. Una perfecta mezcla de música improvisada y también folklore griego que es una brillante marca de la casa. Para este álbum Klampanis ha contado con Kristjan Randalu, al piano y Bodek Janke, como batería y percusionista. Además el bajista canta en algún que otro tema.

En el concurso de la presente charla, Petros también nos hace de cicerone de la música del pueblo griego, haciendo una introducción más que interesante con respecto a algunos de los temas fundamentales para conocer canciones del país que baña el ponto, el mar Egeo.

– Petros Klampanis, ¿Cómo empezó a tocar el bajo y el contrabajo? ¿Fue su primera opción en la música?

– Petros Klampanis: Tenía 15 años y ya había estado en la música alrededor de 10 años. Empecé a estudiar piano y como joven quería expandirme, descubrir nuevas cosas. El comienzo de mi atracción por el bajo fue un concierto de pop rock en mi isla natal, Zakynthos cuando vi un a un bajista eléctrico impresionante que se llamaba Yiotis Kiourtsoglou tocando un instrumento sin trastes. Eso lo hizo todo.

– Su último disco se llama Irrationality, ¿Por qué escogió ese título? ¿Qué significa para usted en este caso?

– Petros Klampanis: El proyecto está inspirado en la turbulencia social y política que hubo en Estados Unidos en el año 2016 y la forma en la cual lo experimenté. Fue un periodo muy intenso para mi y tanto por razones internas y externas, con muchas preguntas sin respuesta y cosas que no tenían mucho sentido. Viendo hacia atrás ahora mismo, fue un tiempo muy creativo y me hizo madurar bastante. Fue bastante curioso (pero la verdad es que no muy divertido), el disco salió justo antes de la pandemia y toda esta nueva realidad intensa, que en muchos casos no tiene mucho sentido.

– El trío está formado por Kristjan Randalu, al piano y Bodek Janke, como batería y percusionista, además de usted mismo, evidentemente… ¿Cómo los conoció? ¿Recuerda cómo fue el encuentro con estos músicos?

– Petros Klampanis: Conocí a Bodek en 2009, justo antes de que se mudara de New York. Tocamos en un brunch en un restaurante en Midtown. Aunque las condiciones de sonido eran digamos que peculiares, enseguida me di cuenta el gran músico que es. Después de esto, hemos estado colaborando regularmente en Europa y finalmente grabamos nuestro primer álbum juntos.

Conocí brevemente a Kristjan en New York en 2009, pero sólo tuve la oportunidad de tocar con él en 2016 en Berlín y en el festival de jazz de esa ciudad. Después de eso nos hicimos amigos y colaboradores cercanos.

Me considero muy afortunado por contar con personas tan talentosas y tenerlos como amigos y colegas.

– La canción Irrationality comienza con algunas voces hechas por usted, ¿Estaba pensando en algún vocalista en concreto o se dio cuenta que tenía que hacerlo usted mismo?

– Petros Klampanis: Sencillamente pensé que era una entrada adecuada para una pieza con ese nombre. Realmente no pensé en nadie más para hacer esta introducción al tema, para ser franco.

– Nos ha llamado la atención la canción Thalassa Platia (Mar ancho) ¿Puede explicarnos lo que significa?

– Petros Klampanis: Esta canción es una composición de uno de los artistas más influyentes en Grecia, se llama Manos Hadjidakis. El trabajo del señor Hadjidakis ha inspirado a muchas generaciones de griegos y no sólo de esa nacionalidad sino de toda la región. Ha escrito para cine, teatro e incluso creó una importante orquesta en Antenas. Es verdad que Thalassa Platia significa Mar ancho, es una canción de una película de los años 50 que tiene el nombre de Madalena. La actriz canta esta canción en un barco en el mar Egeo. Amo esta canción desde que era niño.

– ¿Dónde vive en estos días de pandemia? ¿Grecia o Estados Unidos? ¿Cómo han sido estos días tan duros para usted?

– Petros Klampanis: Estoy en Grecia. Recientemente he sido padre y por lo tanto necesito estar cerca de mi familia, mis padres y el consuelo que brinda la patria, por así decirlo.

– Se siente atraído por la moda de los directos en una plataforma como Instagram ¿Son para usted parte de la música en vivo o realmente no le gusta?

– Petros Klampanis: Creo que es una forma de mantenerse en contacto con el público pero no se puede comparar con la experiencia de un directo en vivo, de un concierto. Estoy agradecido a la tecnología y las posibilidades que nos ha brindado durante el cierre. Habiendo dicho esto, quiero actuar desde casa sólo cuando haya una buena razón y con buen sonido e imagen de video. Es fácil saturar al público después de un cierto tiempo…

– Puede nombrar a 5 de sus bajistas favoritos…

– Petros Klampanis: Ray Brown, Paul Chambers, Marc Johnson, Christian McBride y Gary Peacock.

– Aprovechando que estamos con usted, ¿Podría recomendarnos 5 canciones populares, folk, de Grecia?

– Petros Klampanis: “Xerorismata”: es una canción de Epirus. Una canción triste y se podría definir como un blues sobre la inmigración y la nostalgia.

“Ti ‘Thela Ke S’Agapousa”: es una canción muy “groovy”, un karsilamas (9/8) del norte de Grecia.

“Thalassaki”: es una canción que he estado tocando en nuestros conciertos con bastante frecuencia, es una canción de ritmo kalamatiano (7/8) de las islas del Egeo.

«Dyo Ilioi Dyo Feggaria»: significa “dos soles, dos lunas” es una canción de arekia, a cappella, que proviene de Zakynthos, la isla en la que crecí.

“Milo Mou Kai Mantarini” es una canción de Esmirna/Izmir, un lugar en donde los griegos y turcos solían vivir en armonía durante siglos hasta el año 1922. Es una hermosa y triste canción de amor.

– ¿Cómo se puede comprar el disco? ¿A dónde ha de dirigirse la gente?

– Petros Klampanis: Básicamente está disponible en todas partes. Puede escucharlo online y obtenerlo en mi página web www.petrosklampanis.com y en la plataforma bandcamp.

– ¿Cree en la manera de negocio musical que propone spotify y bandcamp?

– Petros Klampanis: Creo que la tecnología evoluciona constantemente y que la transformación del modelo de distribución de la música era inevitable. Ha sido una remodelación bastante violenta que afectó a muchos negocios. Realmente no importa lo que piense. Los servicios de transmisión online llegaron para quedarse y nosotros (artistas y sellos) tenemos que seguir el juego.

– Conocemos su trabajo como sideman también, con muchos proyectos. Por ejemplo con Banda Magda o Yotam Silberstein por mentar algunos ¿Puede nombrarnos más proyectos en los que está involucrado? ¿Cómo van estos trabajos en el contexto de pandemia?

– Petros Klampanis: También soy miembro del cuarteto de Oded Tzur y del cuarteto de Sofia Ribeiro, por añadir algunos. Todos se ven afectados. Me sucedió un incidente “un poco divertido” el pasado marzo, justo al comienzo de la pandemia. Teníamos 4 conciertos en Colombia con Sofía. Después de recibir muchas confirmaciones de la validez de la gira y de los conciertos tuve que viajar de Atenas a Colombia para descubrir inmediatamente que los 4 conciertos estaban cancelados. Uno de los “pequeños” inconvenientes de la realidad actual.

– Gracias por su tiempo, por favor agregue algunas palabras a los lectores de Canción a quemarropa y elija algunas canciones para nuestro programa de radio semanal…

– Petros Klampanis: Espero que se encuentren bien todos. Manténganse saludables, positivos, optimistas y fuertes. Es un momento verdaderamente desafiante para todos nosotros, ¡Pero nos tenemos unos a otros y a su vez todos tenemos música! Aquí van algunas canciones.

  1. Vignette / Gary Peacock por el trío de Petros Klampanis
  2. Retrograde / James Blake, por Petros Klampanis feat. Katerine Duska (disponible el 30 de octubre)
  3. Te Escucho / Sofia Ribeiro
  4. Aquí hay dragones / Oded Tzur
  5. No se convierte en sí / Petros Klampanis

Foto: Promocional.