La consejera de Cultura del Cabildo de Gran Canaria, Guacimara Medina, y el director artístico del Teatro Cuyás, Gonzalo Ubani, han presentado “la mejor vacuna” de este recinto escénico frente a la pandemia de la Covid-19: una nueva y gran programación que incluirá trece espectáculos entre los meses de enero y mayo, con destacadas figuras del teatro y la danza.

La nueva propuesta arrancará los días 15 y 16 de enero con una de las actrices del momento, Elena Irureta, de la serie ‘Patria’, que protagonizará en el Cuyás ‘Los hijos’ junto a Susi Sánchez y Joaquín Climent. Dirigida por David Serrano a partir de un texto de Lucy Kirkwood, la obra, que ahonda en la responsabilidad hacia las generaciones futuras, transcurre en un futuro próximo.

Desde el desastre en una planta nuclear cercana, dos científicos retirados, Hazel y Robin, viven en una “pequeña cabaña de la costa este”, intentando llevar una vida de aparente normalidad a pesar de que la electricidad está racionada y de que poseen un contador para medir cualquier signo de radiación. De pronto, se presenta Rose, una colega física a la que no habían visto en 38 años, obligándoles a reflexionar sobre el impacto de sus vidas en las generaciones venideras.

‘Los hijos’ fue programada meses atrás por el recinto del Cabildo, pero no pudo exhibirse debido a la pandemia. Lo mismo ocurrió con ‘Viejo amigo Cicerón’, que, ahora sí, se exhibirá los días 22 y 23 de enero, con Josep María Pou como protagonista.

La pieza, que fue estrenada en el 65º Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida, está escrita por Ernesto Caballero y dirigida por Mario Gas y plantea asuntos de candente actualidad sin más pretensión que la de suscitar, desde una estética contemporánea, un debate cívico a partir de las enseñanzas del célebre orador romano, quien personifica la integridad moral de quien mantiene la coherencia de sus convicciones políticas aún en las circunstancias más adversas.

Atalaya vuelve también al Cuyás con ‘Rey Lear’, de William Shakespeare. Su segundo montaje shakespeareano tras ‘Ricardo III’ es “un texto universal en el que tiempo y espacio” porque “las pasiones y los instintos humanos no han cambiado en los últimos 4.000 años”. “Nuestra versión elige potenciar la búsqueda de la condición humana desnuda que subyace en el texto, despojando al individuo de todo lo superfluo, conectando con la esencia de la esencia de la Naturaleza y buscando la empatía hacia el resto de la Humanidad“, afirman desde la compañía dirigida por Ricardo Iniesta, que actuará en Gran Canaria los días 5 y 6 de febrero.

Febrero (días 12 y 13) también será el mes de ‘Anfitrión’, una versión de Juan Carlos Rubio de la adaptación de Moliére del divertido texto de Plauto con Pepón Nieto, Toni Acosta, Fele Martínez o Pepe Tous, y de la danza de María Juncal, que presenta ‘La vida es un romance’ (pase único el día 27).

En marzo llegarán ‘La máquina de Turing’, ‘La desnudez’, ‘Esperando a Godot’ y ‘Principiantes: De qué hablamos cuando hablamos de amor’. En el primero de ellos, un montaje sobre Allan Turing, el científico que descifró el código Enigma, con el que los nazis cifraban sus mensajes durante la II Guerra Mundial, y que acabó suicidándose tras ser condenado por su homosexualidad, Claudio Tolcachir dirige a David Grao (que triunfa en la serie ‘Bit’) y a Carlos Serrano, que subirán a las tablas del Cuyás los días 5 y 6 de marzo.

Por su parte, ‘La desnudez’, que obtuvo tres premios Max en 2018 (Mejor Espectáculo de Danza, Mejor Intérprete Masculino de Danza y Mejor Coreografía), llegará el día 13.

La obra está dirigida, coreografiada e interpretada por el tinerfeño Daniel Abreu (Premio Nacional 2014) y cuenta con la participación de la también Premio Nacional 2019, la grancanaria Dácil González.

‘La desnudez’ es una propuesta poética sobre el saber quererse. En escena, dos figuras apuntando una idea de polaridad y de viaje desde la muerte al amor, a las que acompaña la música (el músico, el sonido grave del viento en el metal…). “La desnudez es un acto de muerte, como la exhalación, sacarlo todo para que empiece algo nuevo y al mismo tiempo la desnudez es construir con la ilusión de que esto era lo definitivo”, explican sus responsables, para los que “la desnudez responde a ese lugar de intimidad, donde ya no existen las preguntas”.

En ‘Esperando a Godot’ (19 y 20 de marzo), Pepe Viyuela interpreta a Estragrón, que espera a Godot en un camino junto a Didí (Alberto Jiménez). Allí, al lado de un árbol, pasan el tiempo conversando, hasta que son interrumpidos por Pozzo (Fernando Albizu), un hombre cruel que afirma ser el dueño de la tierra donde se encuentran y que lleva atado al cuello a su criado Lucky (Juan Díaz). Tras la marcha de estos últimos, un muchacho (Jesús Lavi) llega con un mensaje de Godot: “No vendrá hoy, sino mañana por la tarde”… Fuerza, humor, poesía, ternura, dolor, risa… Son algunos de los rasgos de esta obra de Samuel Beckett, según su director, Antonio Simón.

Y Andrés Lima dirige a Javier Gutierrez y Vicky Luengo (‘Antidisturbios’) en ‘Principiantes’, montaje en el que Juan Cavestany adapta un texto de Raymond Carver, una obra prevista en el Cuyás el 26 y  el 27 de marzo que gira en torno al amor y de cuatro personajes, un matrimonio veterano y una pareja de jóvenes amigos, que conversan en una cocina.

De la tarde en que transcurre esa obra a ‘Una noche sin luna’, de Juan Diego Botto, quien se pone una vez más a las órdenes de Sergio Peris-Mencheta en una pieza conmovedora y sorprendente sobre Lorca, desde la sensibilidad del siglo XXI y que acerca aspectos poco conocidos de su vida y su obra a través de entrevistas, charlas, conferencias, fragmentos de sus obras y sus poemas. Será el 9 y el 10 de abril.

El familiar ‘Orfeo’, de La Canica Teatro, podrá verse el día 17 de abril tras una serie de funciones escolares patrocinadas por la Fundación Mapfre Guanarteme. Vuelve también, en abril (días 23 y 24), Noviembre Teatro, con el clásico de Lope de Vega ‘Peribáñez y el Comendador de Ocaña’, adaptado por Yolanda Pallín y dirigido por Eduardo Vasco, y cerrará esta gran programación (30 de abril y 1 de mayo) ‘Las cosas que sé que son verdad’, con Verónica Forqué.

En una casa de los suburbios, con un pequeño jardín, una familia de clase media afronta el paso de un año decisivo. Con la metáfora de las cuatro estaciones, que condensa el crecimiento y el cambio de los cuatro hermanos y sus vínculos con sus padres, el público de ‘Las cosas que sé que son verdad’ asiste al desarrollo de un organismo que muta, se agita y muere, para seguir, siempre, incontenible, imparable, respirando y transformándose, como un pequeño organismo conservado en ámbar.

Abonos y entradas

Para garantizar la salud y seguridad de todos, el Cuyás ha organizado un dispositivo especial de cara a la campaña de abonos, prevista del 11 al 19 de diciembre, con fechas diferenciadas para renovación (del 11 al 15) y compra de nuevos abonos (del 16 al 19 de diciembre).

Así, solo se atenderá con cita previa, que podrá solicitarse de 09.00 a 14.00 horas en los teléfonos 928 43 21 80/81 y todo el tiempo en la web del teatro: www.teatrocuyas.com. Además, la cita que se solicite, bien por teléfono o bien por la web, podrá ser presencial o telefónica.

En cualquier caso, y con el fin de agilizar el proceso, cada persona podrá adquirir un máximo de dos abonos y se ruega al público que antes de efectuar la compra decida qué espectáculos desea comprar, de forma que las gestiones no se prolonguen más allá de los 20 minutos previstos para cada usuario.

El 21 de diciembre, se iniciará la venta para público general en web y taquilla (en este último caso, con cita previa).

Foto: promocional.