Ya está en la calle el nuevo disco de Scott DuBois que lleva por el título de Summer Water. Además, este nuevo lanzamiento es el primero de Watertone Music, la discográfica y sello que ha puesto en marcha este brillante músico norteamericano, formado en la Manhattan School of Music.

Hay algo fascinante en el ciclo natural del agua. Existe el constante reflujo y flujo. Luego están las variaciones casi ilimitadas, como la ligereza de la lluvia, el murmullo de los arroyos o la fuerza implacable de las olas y las tormentas. La variedad y fluidez de los cuerpos de agua siempre ha fascinado al guitarrista y compositor Scott DuBois e inspira su primera grabación como guitarra solista y que recibe el título Summer Water. Además ha sido también la primera grabación de su nuevo sello discográfico Watertone Music.

A lo largo de los últimos veinte años, DuBois ha mirado a la naturaleza y las estaciones para formar sus nuevas composiciones. Recientemente ha comenzado a expandir su escritura para incluir música orquestal, componer una sinfonía y un concierto para violín entre sus otras obras ya clásicas en el panorama musical. Estas experiencias importantes han ampliado su estilo compositivo y la forma en que escucha la música, ya que DuBois ha comenzado a agregar esta influencia sinfónica en toda su música, independientemente del género.

DuBois ha creado Watertone Music para capturar esta nueva dirección. Todavía se recuerda con mucho cariño el anterior trabajo de DuBois que fue sacado en 2015, Winter Light (a través de la discográfica ACT) y que tuvo inspiración en las cuatro temporadas anuales que serían interpretadas por diversos conjuntos. A este respecto, Winter Light contó con el cuarteto de DuBois de los últimos 15 años, con Gebhard Ullmann, Thomas Morgan y Kresten Osgood, mientras que su álbum de 2017, Autumn Wind (ACT) agregó un conjunto de cuerdas y vientos además de su consolidado cuarteto. Éstas fueron las diferencias fundamentales de los últimos trabajos de DuBois.

En ese sentido, Summer Water supone el tercer lanzamiento de la serie y un verdadero punto de partida nuevo para DuBois. La vista del lago Michigan desde su ventana era un recordatorio diario de la variedad de fuerzas expresivas del agua. Durante el escalofriante invierno de Chicago de 2019, escribió piezas para guitarra solista que no solo utilizarían su compositiva sinfónica, sino que emularían el sonido sin el uso de overdubs, loops o capas artificiosas. DuBois ha capturado las texturas y los colores de una orquesta y ha mantenido su propio sonido audaz, no solo en términos de volumen, sino en la intensidad, tanto como se escucha de una orquesta, ya sea fuerte o suave.

También ha creado una gran variedad en el sonido y las composiciones, aspecto importante de su trabajo. Todo esto se logró con lo más básico: un solo de guitarra.

Foto: Promocional.