Ramon Aragall nos presenta el videoclip de ‘Yo te entiendo’, primer single incluido en su disco titulado ‘Un grito descomunal’ (autoeditado, La Cúpula), un trabajo que verá la luz el próximo 14 de abril.

Este videoclip es todo un homenaje a vivir el ahora, a evitar obsesionarnos con el futuro y a intentar no revisar en demasía los errores del pasado. Fluir y vibrar el día a dia y no olvidar que, en ocasiones, lo más urgente es disfrutar de la vida acompañado de tu gente. Toda una reflexión que, en opinión del artista, «es tan fácil de decir y, a la vez,  tan difícil de llevar a cabo en la práctica”. Que lo disfrutéis y, ya sabéis, ¡a fluir y a vibrar!

Una vez más y ya van tres, el prolífico y siempre inquieto Ramon Aragall vuelve con un nuevo puñado de canciones. Su nuevo disco se publicará el 14 de abril y se titulará ‘Un grito descomunal’. La voz que nos sorprendió con ‘El Camerino de l’Scala de Milà’ y nos arrancó a bailar con la agridulce ‘El Primer Intento’, encuentra en sus cinco nuevas historias el frágil equilibrio que cualquier artista ansía. Dos LP’s han bastado para crearse un sonido intransferible, con una lírica tan introspectiva como universal. 

El single que os presentamos como anticipo es el tercer corte del próximo álbum. Hablamos de “Yo te entiendo” , una canción que tiene esa extraña virtud que poseen las canciones que suenan inevitables, las que, a medida que las descubrimos, nos parece que ya existían en algún lugar dentro de nosotros mismos. 

No se nos ocurre mejor aperitivo para el disco que se avecina que este primer adelanto, el single ‘Yo te entiendo’. Y ya os podemos avanzar que ‘Un grito descomunal’, su disco para el 14 de abril, es uno de los secretos mejor guardados de este 2021. Una invitación a escuchar historias a contraluz, bellas a la par que desgarradoras.

Rápido: sucumbid, disfrutad, se os acaba el tiempo.

No hace falta hablar

Yo te entiendo, yo te siento

A mí me pasa igual

El dilema entre escucharnos o seguir el plan

Olvidarse un día más de darse un premio

Olvidarnos que hay momentos que lo más urgente es disfrutar

Y por eso pides tiempo y tienes que parar

Que sólo dos cervezas van a hacerte respirar

Apagas el cerebro y no cuestionas nada más

Y por fin te exiges lo que realmente es primordial

El jugar, el reír, el fluir y el vibrar

Y hasta incluso, en ocasiones, hacer un poco el subnormal

Que no somos tan perfectos, que la vamos a cagar

Que quien dictó las normas hoy se está partiendo sin parar

Y un «no lo sé» es lo más honesto que ahora mismo puedo dar

Pasamos mucho tiempo obedeciendo sin parar

Quizá lo que le cuadra a los demás no es para ti

Y es que yo soy el primero que me tomo demasiado en serio

No romper la fila, no salirme del tablero

Seguir a rajatabla toda norma que un día nos dieron

Sin hacerme más preguntas, sin cuestionar si quiero

Llegar a un punto muerto y preguntar si hacemos lo correcto

No saber muy bien si hay que avanzar o comenzar de cero

Confesarte que a día de hoy no sé muy bien qué contestar, la verdad

Yo te entiendo, yo te siento

A mí me pasa igual

El dilema entre escucharnos o seguir el plan

Olvidarse un dia más de darse un premio

Yo te entiendo

WEB