Enrique Arriaga destaca que “la elección de Teresa Arozena es producto de un acuerdo de colaboración con la Universidad de La Laguna”

TEA Tenerife Espacio de las Artes centro de arte contemporáneo dependiente del área de Cultura del Cabildo a cargo del consejero Enrique Arriaga, ha encomendado a la artista, fotógrafa y docente investigadora en la Universidad de La Laguna (ULL), Teresa Arozena (Tenerife, 1973), la dirección artística y curaduría de las exposiciones y actividades paralelas que conformarán la Sección Oficial de la XVI edición de la Bienal Internacional de Fotografía Fotonoviembre, que se celebrará este otoño.

El consejero de Cultura, Enrique Arriaga, destaca que “la elección de Teresa Arozena es producto de un acuerdo de colaboración y de investigación entre TEA y la Universidad de La Laguna, que le permitirá a la artista realizar un trabajo de investigación en los archivos de nuestro centro de arte contemporáneo y, de forma especial, en el Centro de Fotografía Isla de Tenerife para elaborar el elemento que estructure la Sección Oficial de Fotonoviembre”.

El director insular de Cultura, Alejandro Krawietz, resalta que “la figura de Teresa Arozena debe ayudarnos en esta edición de Fotonoviembre, que es un proyecto destacado dentro de la programación cultural del Cabildo de Tenerife y que este año tiene connotaciones especiales, al haber transcurrido 30 años desde su primera edición” y destacó la colaboración con la Universidad en esta línea de investigación, que constituye una novedad en la historia de esta bienal.

Teresa Arozena reconoce que está “muy ilusionada y honrada con la tarea de dirigir esta entrega de la bienal, que cumple ahora 30 años de andadura. Para mí es un precioso reto profesional y creativo, que aúna muchos caminos emprendidos desde hace tiempo” y adelanta que “se propone abordar una constante fundamental, que puede definirse bajo la idea de la ‘voluntad de relato’ de lo fotográfico”.

Para Arozena, “esta entrega se plantea como un encuentro que pretende contribuir a un llamado crítico e interpretativo, tan necesario en un mundo que deviene imagen. Las imágenes son nuestra verdadera caja negra. Las fotografías particularmente están atravesadas por el espacio y el tiempo, por el territorio y la historia. Desde una responsabilidad civil, se pretende visibilizar trayectos, descubrir y presenciar relatos desde la fotografía, para proponer así nuevas lecturas y encontrar también nuevas preguntas”.

Teresa Arozena recuerda que ella misma expuso en la primera edición de Fotonoviembre en el año 91, en el apartado Artistas en Selección, cuando tenía 18 años recién cumplidos. “Para mí fue prácticamente un bautismo creativo; tengo verdadero cariño por este festival, por su recorrido, sus actores, su historia. Espero ahora poder aportar lo que he aprendido y experimentado en estos años, y también espero que, en este momento social complejo que atravesamos, podamos vivir el encuentro con alegría y energía intensificada, en un tiempo especial el seguramente todos hemos percibido que el desarrollo y la presencia de la cultura tiene un papel fundamental en la creación comunidad y sentido, es decir de unas buenas condiciones para la existencia”, avanza la artista.

Doctora por la Universidad de La Laguna, Arozena destaca el hecho de que “vivimos una constelación de imágenes, y por ello es importante que nos demos cuenta de que éstas son algo más que un mero objeto de consumo visual o un gesto de comunicación”. En este sentido explica que “entender que las fotografías son sistemas que contienen valiosas informaciones que nos hablan de nosotros mismos y que configuran nuestro mundo, es algo crucial para desarrollar una sociedad más culta y autoconsciente. Hay que hacer el esfuerzo de salir del aturdimiento del espejismo del espectáculo. En este devenir imagen del mundo que nos caracteriza como sociedad, las imágenes no son en absoluto inocuas, son sistemas de información que nos atraviesan y nos construyen, porque en gran medida cuentan las historias sobre las que coexistimos”.

Teresa Arozena fue además docente en la Universidad Europea de Canarias. Es Doctora por la Universidad de La Laguna, con una investigación centrada en la fotografía y sus relaciones con la imagen movimiento y la narratividad. Su trabajo como artista se desarrolla en torno al medio fotográfico, y las nuevas tecnologías en el marco de los nuevos medios digitales. Realizó sus estudios de Bellas Artes entre Tenerife (Universidad de La Laguna), Madrid (Universidad Complutense) y Francia (École des Beaux Arts de Toulouse).

Su obra se ha expuesto en distintos centros y museos, tales como el CAAM en Gran Canaria, el Centro de Arte La Regenta, el Centro de Arte Juan Ismael, en Fuerteventura, el MIAC en Lanzarote, TEA, el Nabi Art Center en Seoul, Corea, en la Primavera Fotográfica de Barcelona, la Bienal de Dakar o en los Encuentros de Fotografía de Arles. Sus dos últimas muestras individuales, Menos es nada y Parade pudieron verse en la sala de la Fundación Mapfre en Tenerife (20169 y en el Centro de Arte La Regenta (2017), respectivamente.

Como parte de su proceso investigador y creativo, ha desarrollado distintos talleres, impartido conferencias, publicado diversos ensayos sobre imagen en libros y revistas. Asimismo, en el año 2011 realiza un trabajo curatorial en TEA Tenerife Espacio de Las Artes a partir de los fondos fotográficos de la COFF-Colección Ordóñez Falcón de Fotografía, titulado Algo falta. El significado fugado en la fotografía, centrado en ofrecer una lectura transversal de la fotografía como pieza clave para comprender en interpretar el devenir social y el sentido de lo público en nuestras sociedades.

Fotonoviembre es un evento que organiza el Cabildo, a través del Centro de Fotografía Isla de Tenerife -adscrito a TEA Tenerife Espacio de las Artes-, en el que se integran, bajo el denominador común de la imagen, distintos aspectos relacionados con el arte contemporáneo, las nuevas tecnologías, el patrimonio fotográfico, la creación personal y la evolución del propio medio. La principal misión de esta bienal, que se celebra en Tenerife desde 1991 y que se ha convertido en uno de los impulsores de la imagen fotográfica tanto en Canarias como en el exterior, es la de posibilitar y difundir una amplia reflexión en torno a la imagen como medio de expresión, comunicación y participación cultural.

Fundamentado, en un principio, en el estudio, la discusión y la difusión de la fotografía, Fotonoviembre ha ido incorporando a lo largo de los años otras manifestaciones fundamentales para comprender nuestra sociedad como una cultura visual. Consolidado a lo largo de su trayectoria por la calidad, rigor y la participación de un gran número de autorías e instituciones, Fotonoviembre trata de tomar el pulso de la fotografía contemporánea y la relación que con ella establecen distintas disciplinas.

Fotonoviembre tendrá lugar entre octubre y diciembre de este año manteniendo las distintas secciones: Sección Oficial, Artistas en Selección y Atlántica Colectivas, abiertas a la ciudadanía. La bienal promueve, igualmente, un foro de encuentro e intercambio por medio de la realización diferentes actividades: talleres, seminarios, proyecciones, recorridos fotográficos que se desarrollan en paralelo al programa expositivo.

WEB

Foto: Promocional.